Para parar, los jugadores pueden utilizar igualmente la parada de un paso ("parada en un tiempo") o la parada de dos pasos ("parada de paso"). En el primer caso, ambos pies tocan el suelo al mismo tiempo; mientras que en el segundo, primero se apoya un pie en el suelo y luego el otro. En ambos casos, lo más importante es mantener el equilibrio del cuerpo y quedar parado con una postura adecuada.

El error más común cuando los jugadores hacen una parada es la falta de equilibrio. Básicamente esto ocurre porque los jugadores no flexionan lo suficiente las piernas (o la pierna) cuando paran, no reparten el peso de su cuerpo adecuadamente o no abren sus piernas para conseguir la postura básica defensiva del básquetbol.

Si se utiliza la parada de un paso, el peso del cuerpo debe estar distribuido por igual en las dos piernas y los pies deben caer al mismo tiempo.

El 60 %, aproximadamente, del peso debe estar en la punta del pie y los talones deben elevarse levemente. Con frecuencia, no obstante, los jugadores llevan demasiado peso hacia la punta del pie, lo que hace que caigan (o den un paso) hacia adelante.

Por otro lado, si se utiliza la parada de dos pasos, el peso del cuerpo debe dirigirse inicialmente sobre el pie que cae primero, con la rodilla flexionada para frenar el impulso hacia adelante. Cuando el otro pie toca el suelo, el peso debe transferirse para que quede igualado entre ambos pies.

Independientemente de la técnica que use para parar, si el jugador hace una parada con el balón en las manos, debería en general estar de cara a la canasta y también debe saber cuál es su pie de pivote.

El pie de pivote es importante por las siguientes razones:

  • si el jugador quiere botar, debe empezar a hacerlo antes de levantar su pie de pivote;
  • si el jugador levanta su pie de pivote, deberá lanzar o pasar el balón antes de que pise el suelo. Si toca el suelo antes de soltar el balón, es una violación de caminar.

Es posible que los jugadores prefieran la parada en un tiempo ("un paso") en particular porque le da al jugador que tiene el balón una opción en cuanto a su pie de pivote. En la parada en dos pasos, el pie que primero toca el piso, cualquiera que sea, tiene que ser el pie de pivote. Sin embargo, si al atrapar el balón el jugador va a girar para enfrentar la canasta, puede que una parada de paso ("dos pasos") sea preferible ya que permite un movimiento más rápido que parar y pivotar. Lo más importante es que se enseñen ambas técnicas a los jugadores, y que estos lleguen a dominarlos.

Stride Stop 2 Count
Jump Stop 1 Count